lunes, 11 de junio de 2012

TARTA TRES CHOCOLATES


Ideal Para los amantes del chocolate…
 

INGREDIENTES

-      Chocolate negro:        150 gr
-      Chocolate con leche:  150 gr
-      Chocolate blanco:      150 gr
-      Azúcar:                       100 gr
-      Nata:                           600 ml
-      Leche:                         750 ml
-      Cuajada:                     3 sobres
-      Galletas María:          1 paquete
-      Mantequilla:               75 gr

PREPARACIÓN

-      Primero preparamos el molde para que sea más fácil desmoldar la tarta, lo mejor es un molde desmontable (de base y aro), untamos el molde con mantequilla y lo forramos con papel vegetal.
-      Trituramos las galletas María hasta que veamos que estén como arena y las mezclamos con la mantequilla derretida. Forramos la base del molde con la mezcla.
-      Separamos 250 ml de leche y disolvemos en ella un sobre de cuajada. Ponemos a hervir 200 ml de nata con 50 gr de azúcar. Unimos el chocolate negro y removemos hasta que se derrita. Añadimos la cuajada disuelta y removemos hasta que hierva durante 2 ó 3 minutos. Vertemos en el molde encima de la base de galletas.
-      Separamos 250 ml de leche y disolvemos en ella un sobre de cuajada. Ponemos a hervir 200 ml de nata con 50 gr de azúcar. Unimos el chocolate con leche y removemos hasta que se derrita. Añadimos la cuajada disuelta y removemos hasta que hierva durante 2 ó 3 minutos. Vertemos en el molde encima de la capa anterior.
-      Separamos 250 ml de leche y disolvemos en ella un sobre de cuajada. Ponemos a hervir 200 ml de nata. Unimos el chocolate blanco y removemos hasta que se derrita. Añadimos la cuajada disuelta y removemos hasta que hierva durante 2 ó 3 minutos. Vertemos en el molde encima de la capa anterior.
-      La tarta una vez cuajada se mete en la nevera hasta el día siguiente.

CONSEJOS

-      Preparamos la tarta en un sitio totalmente horizontal donde podamos dejarla reposar hasta que cuaje bien.
-      Lo ideal es hacer la tarta de un día para otro.
-      No hay que dejar enfriar entre capa y capa, el tiempo transcurrido entre la preparación de una capa y la siguiente es suficiente para que la de abajo haya cuajado ligeramente.
-      Antes de volcar una capa de chocolate sobre la capa de chocolate anterior, rallamos ligeramente la superficie con un tenedor para que luego no resbalen las capas.
-      Hay que verter la segunda y la tercera capa de chocolate poniendo una cuchara debajo del chorro y moviéndola alrededor a la vez que vamos echando el chocolate, para que caiga con suavidad y no estropee la capa de abajo. También podemos usar un cucharón de sopa.
-      Para sacar mejor la tarta del molde se puede meter en el congelador 10-15 minutos antes y luego quitamos el aro con cuidado.
-      El cazo se aprovecha para preparar los dos primeros chocolates, pero para la preparación de la capa de chocolate blanco es necesario lavarlo para que nos quede un blanco perfecto. O bien ponemos las capas al revés (blanco, chocolate con leche, chocolate negro) en cuyo caso solo hay que lavar el cazo una vez terminemos.
-      Se puede adornar con bolitas o fideos de chocolate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada