sábado, 23 de febrero de 2013

CABEZA DE CORDERO AL HORNO

Plato no apto para melindrosos, más fácil de comer si no se piensa de que se trata, solo así se puede conseguir disfrutar este peculiar manjar, ahí queda la receta para quien guste probarla

INGREDIENTES (4 personas)

-      Cabezas de cordero:   2
-      Patatas:                   4 medianas
-      Cebolla:                   1 grande
-      Ajos :                      2 dientes
-      Vino blanco:             100 ml
-      Aceite:                     100 ml
-      Agua:                      100 ml
-      Tomillo:                   ½ cucharadita
-      Pimienta:                 ½ cucharadita
-      Sal:                         2-3 cucharaditas
-      Pan rallado:              2-3 cucharaditas                
 

PREPARACIÓN

-      Pedimos en la carnicería que nos partan las cabezas por la mitad.
-      Limpiamos las cabezas, teniendo cuidado con los sesos.
-      En un bol mezclamos el aceite, el vino blanco, el agua, los ajos picados, el tomillo, la pimienta y la sal (en la medida que lo podamos mezclar).
-      Untamos el fondo de la fuente de horno con un poco del aderezo anterior.
-      Pelamos y cortamos las patatas en rodajas de un dedo de gruesas, las ponemos en el fondo de la fuente.
-      Cortamos la cebolla en juliana gruesa, la colocamos por encima de las patatas.
-      Sobre la cama de patatas y cebolla disponemos las cabezas con los sesos hacia arriba, protegemos los sesos poniéndoles por encima un poco de pan rallado.
-      Regamos todo bien con el aderezo.
-      Metemos la fuente en el horno precalentado a 200ºC unos 60-80 minutos (el tiempo de horneado va a depender del tamaño de las cabezas y del horno).
-      Vamos dándole vuelta a las cabezas cada 15-20 minutos y las rociamos con el jugo de la fuente, las dejamos hasta que estén bien doradas.
-      Si vemos que se va quedando seco podemos añadirle algo de agua.

2 comentarios:

  1. A mi personalmente no me gustan, pero en la familia a casi todos...asi que la hago. A mi suegra le salen geniales....saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confieso que yo solo me como las patatas, el resto se lo dejo a mi marido...

      Eliminar